IPHONE

now browsing by category

 

Las diferencias clave entre el iPhone X y el iPhone 8

  • Apple (AAPL) nos dejó noticias inconmensurables el martes al desvelar tres nuevas versiones de su emblemático iPhone: el iPhone 8, el iPhone 8 Plus y el iPhone X, su teléfono de gama más alta.

    El desarrollo de tres teléfonos es un movimiento algo inusual, aunque no inesperado, por parte de Apple. No obstante, si eres un fan de Apple, vas a tener que tomar una gran decisión: ¿qué teléfono vas a adquirir?

    Para facilitarte las cosas a la hora de decidir, voy a desglosar las diferencias entre los modelos 8, 8 Plus y X. Estas son las diferencias básicas:

    • Precio— el iPhone X cuesta 300 dólares más que el 8 y 200 dólares más que el 8 plus
    • Tamaño de la pantalla— la pantalla es de 5,8 pulgadas de extremo a extremo en el caso del iPhone X, en contraste con la pantalla de 4,7 pulgadas del iPhone 8 y la pantalla de 5,5 pulgadas del iPhone 8 Plus
    • Cámaras— el iPhone X cuenta con una cámara de 12-MP con dos objetivos que ofrecen una mayor apertura en el teleobjetivo que en el caso del iPhone 8 y el iPhone 8 Plus; el iPhone X y el 8 Plus tienen las funciones Retrato e Iluminación de Retrato que permiten realizar efectos de profundidad de campo, mientras que el iPhone 8 no cuenta con esta característica
    • Seguridad— el iPhone X es el único de los tres que ofrece el sistema de reconocimiento facial Face ID
    • Batería — el iPhone 8 Plus tiene una batería que dura más tiempo que el iPhone X y el iPhone 8
    • Botón de inicio— el iPhone X no tiene botón de inicio para ofrecer una interfaz de estilo gestual, mientras que el iPhone 8 y el iPhone 8 Plus lo conservan.

    Las pantallas

    El añadido más distintivo del iPhone X es su lograda pantalla de 5,8 pulgadas de extremo a extremo con tecnología OLED a la que Apple ha bautizado como pantalla Super Retina HD. Apple dice que la pantalla ofrece una mayor relación de contraste en comparación al iPhone 8 y el 8 Plus: 1 millón a 1 frente a 1.400 a 1 en la pantalla de 4,7 pulgadas del 8 y 1.300 a 1 en la de 5,5 pulgadas del 8 Plus.

    ¿Qué significa esto? Pues bien, en el X, los colores serán más fieles a la vida real y los negros se verán oscuros de forma continua. Esto no quiere decir que las pantallas Retina HD del iPhone 8 y el 8 Plus sean malas. Al igual que el X, el 8 y el 8 Plus integran las tecnologías True Tone y 3D Touch. Básicamente, si ya te gustan las pantallas de los iPhone, el 8 y 8 Plus son tan, sino más, bonitas que las del 7 y el 7 Plus.

    Pero si quieres la que es indiscutiblemente la mejor pantalla de iPhone, entonces seguramente tengas que decantarte por el X.

    El tamaño

    La pantalla de extremo a extremo del iPhone X significa que Apple ha sido capaz de lograr una pantalla más grande en un cuerpo más pequeño. Tomemos, por ejemplo, el iPhone 8 Plus. Su pantalla de 5,5 pulgadas y los engastes superior e inferior agrandan el cuerpo hasta 6,2 x 3,1 x 0,30 pulgadas. Por su lado, el iPhone 8 tiene una pantalla de 4,7 pulgadas instalada en un cuerpo de 5,5 x 2,7 x 0,29 pulgadas.

    La pantalla del iPhone X de 5,8 pulgadas va encastrada en un dispositivo de 5,7 x 2,8 x 0,30 pulgadas, o lo que es lo mismo, entre el iPhone 8 y el 8 Plus. Yo no tengo ningún problema a la hora de guardar mi iPhone 7 Plus en el bolsillo, así que el 8 Plus no será muy diferente para mí. Aunque hay veces en las que el tamaño puede ser un contratiempo, como por ejemplo, cuando intento utilizar el teléfono con una sola mano en el metro, por la mañana, mientras me sujeto con la otra al barrote. En un caso como este el tamaño más compacto del iPhone X será una ventaja bienvenida.

    El botón de inicio

    Así como la nueva pantalla del iPhone X ofrece una reproducción más real de vídeos y apps, este dispositivo también significa el fin del emblemático botón de inicio de la compañía. Sí, el sencillo círculo que ha formado parte del iPhone desde el primer día. En su lugar, se ofrece una interfaz de estilo gestual.

    Para ir al menú de inicio, ahora tendrás que deslizar el dedo desde la parte inferior de la pantalla. Si quieres ir a una app ya abierta, tendrás que deslizar el dedo desde la parte inferior y parar. Parece intuitivo, pero podría confundir a los usuarios que valoran el diseño fundamental del iPhone que ha permanecido inalterado a lo largo de los años.